Mejores rutas de senderismo

¡Corresponsales!

¡Por fin llegó Mayo! ¡Este mes siempre es especial para todos, es como la puerta al verano y además hace buen tiempo!

Por ese motivo te animamos a que te prepares una mochila, la llenes de ganas de explorar, un buen picnic y te vengas con nosotros a conocer las mejores rutas que encontrarás en Castilla y León y que te harán superarte y disfrutar al máximo de la naturaleza.

¿Estás preparado? ¡Comenzamos!

Entre León y Asturias encontramos la Ruta del Cares, una increíble ruta que discurre por la garganta del río Cares, donde encontraremos 12 km de gargantas increíbles, un paisaje espectacular y también historia. Esta ruta une los municipios de Caín y Poncebos con la permanente compañía del río Cares y en pleno corazón del Parque Nacional de los Picos de Europa. Inicialmente concebida como una senda pastoril, en 1916 se trazó un sendero adicional para la compañía Electra de Viesgo, que transportaba agua desde el Cares hasta la Central de Camarmeña. Posteriormente, esta ruta fue utilizada para el transporte de productos agrícolas hacia los mercados locales. En las décadas de los 40 y 50, se llevó a cabo la construcción de la senda actual, empleando técnicas de ingeniería que incluían el uso de picos y dinamita. Este esfuerzo sigue siendo funcional en la actualidad, permitiéndonos disfrutar de este maravilloso sendero y de sus impresionantes paisajes.Puedes empezar la ruta desde Caín a Poncebos o viceversa. No es una ruta que exige grandes condiciones físicas, pero te aconsejamos un buen calzado, cortavientos por si el tiempo cambia, teléfono móvil, frutos secos para el camino, mucha agua y muchas ganas de disfrutar de un paisaje espectacular.

En Segovia podemos disfrutar del Sendero de los Reales Sitios, una ruta que guarda mucha historia detrás. En el siglo XVIII, el rey Carlos III ordenó enlosar la ribera izquierda del río Eresma, desde su nacimiento hasta el Palacio Real de la Granja. ¿El motivo? Disfrutar su pasión por la pesca de truchas. Este tramo, conocido como las Pesquerías Reales, forma parte del sendero de los Reales Sitios, que abarca La Granja, Valsaín y La Pradera de Navalhorno.
Esta ruta es apta para todo tipo de personas y ofrece una amplia variedad de paisajes y lugares interesantes para descubrir, además la ruta está en todo momento señalizada, lo que la convierte en oferta ideal para practicar el senderismo sin complicaciones. Es una ruta circular con una distancia total de 10,50 km y que se tarda en realizar aproximadamente unas 3 horas. Esta ruta la puedes realizar en cualquier época del año, la única recomendación es que no sea en época de lluvias, dado que el pavimento puede estar resbaladizo y haber zonas inundadas.

El top tres de las mejores rutas está en la provincia de Palencia y estamos hablando de la Ruta del Roblón de Estalaya. Es una sencilla ruta de senderismo circular, unos 4,5 km, que nos acerca a uno de los árboles más legendarios de la Península Ibérica, el Roblón de Estalaya.
Este roble legendario apodado ‘El Abuelo’, es el más grande y antiguo de toda la Montaña Palentina, y posiblemente de toda la Península. Es un ejemplar de roble albar (Quercus petraea). Alcanza una altura de 17 metros y tiene un perímetro en la base de 10,6 metros. Respecto a su edad, existen diversas opiniones, pero todas coinciden en que tiene más de ¡ 500 años! Además también disfrutarás de un paseo entre hayas, robles albares, rebollos, acebos, espinos, guillomos, serbales y mostajos, contemplando las vistas del embalse de requejada y la Montaña Palentina.Cuando te dispongas a recorrer la Senda del Roblón de Estalaya, ten en cuenta algunos consejos útiles: El estacionamiento en el área es limitado y tiende a llenarse rápidamente, así que es una buena idea llegar temprano para asegurarte de poder aparcar y también es esencial que te prepares adecuadamente, ya que te encontrarás a una altitud superior a los 1000 metros.

Ahora nos vamos al Canal de Castilla, un canal de navegación artificial que mandó construir Fernando VI y que se extiende por más de 200 kilómetros a través de las provincias de Palencia, Burgos y Valladolid, utilizando las aguas de varios ríos. Su construcción tuvo como objetivo principal el transporte de mercancías desde el interior de España hasta los puertos del norte del país. Con la entrada del ferrocarril en España, este canal se quedó desfasado y no se llegó a completar su construcción.El recorrido completo del canal se divide en tres ramales unidos entre sí: el Norte (Alar del Rey a Calahorra de Ribas, término de Ribas de Campos), el de Campos (desde Calahorra de Ribas a Medina de Rioseco) y el Sur (desde el Serrón término de Grijota, pasando por Palencia capital hasta Valladolid)
Sin embargo, este canal no solo nos ha legado el único canal navegable de España, sino también un magnífico itinerario en medio de la naturaleza que se puede disfrutar caminando, en bicicleta, a caballo, en barco e incluso en piragua y que está salpicado de esclusas, fábricas y puentes, revelando su rico pasado histórico. El Canal puede ser visitado en cualquier época del año,sin embargo, la primavera, finales de verano y otoño son las estaciones más recomendables para disfrutarlo plenamente evitando los días calurosos del verano y el frío intenso del invierno castellano.

Y por último nos trasladamos a la provincia de Salamanca, en concreto a la zona del Parque Natural de Arribes del Duero donde nos espera la Ruta del Pozo Airón, una ruta de senderismo situada en el término municipal de Pereña de la Ribera. Con un sendero de 7 kilómetros el cual se puede acortar en 5km, dejando el coche en un parking habilitado, cuenta con una rica fauna y bonita flora, dejándonos una sorpresa final para los más aventureros: la cascada de pozo Airón. La cascada, con poco más de 20 metros de altura, no rivaliza en tamaño y caudal con el Pozo de los Humos, pero ofrece tranquilidad y la posibilidad de explorar una cueva detrás de la cascada. La ruta comienza cerca de la iglesia del pueblo, siguiendo el Camino de la Gargantina, o en coche hasta un pequeño estacionamiento al final del camino. Desde allí, el sendero es fácil de seguir, aunque no está señalizado. Después de visitar el Pozo Airón, se recomienda ir al Mirador del Duero que aunque amplíe los kilómetros de la ruta merece la pena. Es recomendable hacer esta ruta en época de lluvias (octubre a mayo) para no llevarse una desilusión y ver la cascada seca.

Así que no lo pienses más, coge tu mochila, calza tus botas y ven a descubrir todo lo que Castilla y León tiene para ofrecer. ¡Te esperan emocionantes caminos, paisajes impresionantes y recuerdos para toda la vida!

 

Compartir artículo:

Artículos relacionados

Ir al contenido